Infoxicación Maternal

infoxicacion el grito

27 noviembre, 2015 • Información en la red • Azahara Gomez Munoz • Views: 452

Vivimos rodeados de tecnología, con un simple clic, entramos en un mundo de información infinita. ¿buscas un restaurante cool para tu cita del sábado? Internet tiene la respuesta, y no solo la respuesta, también tiene cien mil opiniones al respecto, cada una con fotos y detalles tan bien explicados que al final no hace falta que vayas al restaurante, saboreas los platos desde tu sofá.       Y después de dos horas de búsqueda en el tenedor y tripadvisor  acabas tan saturado de información que te ves incapaz de decidir y al final, ni cita ni nada… acabas el sábado solo en casa comiéndote una pizza de casa Tarradellas y viendo una peli pirata online, para deleite de tus cartucheras.

Pues esto, compañeros, es un pequeño ejemplo de lo que nos encontramos en la red, miles y miles de paginas,  sobre cualquier tema que se os ocurra, y hay que tener mucho cuidado, porque Internet es como el mundo de las drogas, que empiezas a coquetear por probar, por curiosidad… y puedes acabar como los protagonistas de callejeros.

infoxicacion cabeza abierta

 

A este “fenómeno” se le llama Infoxicación, y creo que no me equivoco al afirmar que todos nos hemos infoxicado en algún momento de nuestra vida. Pero hay un target que somos (y me incluyo) carne de cañón para infoxicarnos, y esas somos las Primíparas o madres primerizas.

 

Os voy a contar, en modo autobiográfico, mi odisea, porque creo que un futuro me lo Agradeceréis:

Todo empezó la mañana que descubrí las dos rallitas en el predictor, y después de dos horas de shock post traumático (en mi caso) y de la alegría desmesurada del Pater, decidí ponerme en marcha y convertirme un una embarazada y futura madre responsable, buscando en internet toda fuente de sabiduría que pudiera guiarme o hacerme sentir mejor, y así conocí el foro Enfemenino (que explicarlo me llevaría otro post…). Y en ese preciso momento, en ese momento justo, es cuando empezó mi infoxicación.

Controlaba semana a semana el tamaño (que lo comparan con frutas, varía desde una cereza a una sandia, si si.. UNA SANDIA!!) y las nuevas habilidades que desarrollaba mi pequeño cigoto, leía artículos sobre comida saludable, opiniones medicas y no tan medicas sobre el efecto de la oxitocina en el bebe a la hora del parto, ¿Epidural sí o no?, ¿tener al bebe en casa o en el hospital? (aquí conocí a las señoras de “el parto es nuestro … madre mía, eso es un mundo aparte…”, visioné mas de 1000 horas en youtube sobre consejos, carritos y congresos del Doctor Carlos Gonzalez . Notaba como mi temor, junto a mis dudas, se disipaban; al menos durante un rato, luego necesitaba un nuevo chute de información, porque las preguntas, al igual que la información, son infinitas.

infoxicacion 3 mujer indecisa

Consumía todo lo que encontraba en la red a la misma velocidad que me comía los fuets (que era muy rápido, de verdad, muy, muy rápido) . Pero un día toqué fondo, y ese día fue cuando en un alarde de valentía e inteligencia por mi parte, me decidí a ver partos por youtube (porque yo soy así, curiosa y masoquista)… una tragedia, horrible, muy mala idea. Cuando llegó el Pater de trabajar me encontró hecha un ovillo, con las rodillas en el pecho (bueno, todo en el pecho que podía, teniendo en cuenta el barrigón) meciéndome para adelante y para atrás, mirando al infinito. Y bendito sea, me quitó el Ipad de mis agarrotadas manos y me prohibió buscar más información, por el bien de la criatura y de mi salud mental. Y conseguí desinfoxicarme…

Bueno… hasta que nació mi niña, que he vuelto a las andadas, con el efecto rebote de la dieta dunkan. Pero como ahora no tengo tiempo ni para respirar, pues me estoy quitando, lo juro.

Así que amigos, recordar que la información es poder, pero la ignorancia, sin ningún tipo de dudas, es la felicidad.

 

Tags: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *